Lo más de las islas Bahamas

En estas páginas pretendo acercaros las islas más intrigantes del Caribe. Piratas, leyendas, oscurantismo...tesoros, playas. Y por supuesto acercaros a los bahemenses.

Monday, November 15, 2004

TESTIMONIO DE PRIMERA MANO

FUENTE: http://www.eaglelatitudes.com/current/2.html?id=209

John Price está preparándose para unas vacaciones de ensueño: empacó un maletín con dos camisetas polo, dos shorts de caqui, un par de sandalias y un libro de John Grisham. Según dice, esto es lo único que le hace falta para el viaje. Ya tiene alojamiento reservado en lo que, en sus propias palabras, “es el mejor hotel del mundo”: 15 metros cuadrados de agua prístina con una espectacular vista de los cayos del Caribe.

Price, un ávido entusiasta de la navegación, pasará los próximos 15 días en un crucero en su embarcación de 31 pies de eslora, realizando un viaje de Fort Lauderdale a las Bahamas, donde anclará en una de las más de 200 marinas que están disponibles para los amantes del mar, como él.
Price no está solo en su pasión marítima, ya que forma parte de una legión cada vez mayor de navegantes que escogen el Caribe como su destino favorito para expediciones de pesca y vacaciones familiares, aprovechando la cercanía a Estados Unidos y las sofisticadas y a la vez pintorescas marinas que llenan las costas de toda la región.
“Son las vacaciones ideales”, dice Price, vecino de Boca Raton, Florida. “No hay problemas, no hay que llevar pesadas maletas, ni esperar en línea en los aeropuertos, y además todo el tiempo uno se encuentra con gente simpática y amistosa”.

El año pasado, más de 70 millones de norteamericanos participaron en navegación recreacional “como una forma de reducir el estrés de sus vidas”, señala Thom Dammrich, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Marinas (NMMA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con los amantes del mar, las aguas del Caribe contribuyen grandemente a lograr este objetivo, debido a su mezcla sinigual de infrastructura marina y ambiente natural que ofrecen una amplia variedad de opciones de recreación.
“La navegación permite ir a lugares a los que otras personas no pueden ir, y el Caribe es uno de esos maravillosos sitios”, dice Price.


“Aquí se pueden encontrar marinas para todos los bolsillos e intereses”, agrega. Desde instalaciones de lujo como Crown Bay, en St.Thomas, que les brinda servicio a los ricos y famosos, hasta otras más tradicionales y pequeñas como Hurricane Hole, en Nassau, que ofrece estupendas vistas de los cayos y los arrecifes coralinos que la rodean.
La mayor parte de las marinas tiene útiles plataformas para participar en una amplísima variedad de actividades, entre ellas pesca deportiva, buceo, yatismo o simplemente pasarla bien.

Pesca: el Caribe es una de las mejores zonas de pesca deportiva de todo el mundo, tanto para los aficionados como para los profesionales. Una marina muy popular entre los entusiastas de la pesca es Old Bahama Bay, en Bahamas, donde las aguas que la rodean ofrecen “muchísimas áreas para pesca en alta mar, en los arrecifes y la pesca de la lisa, ya que tenemos agua por todas partes del resort”, dice Jennifer Ehrman, vicepresidenta de Mercadeo del lugar. Un poco más al norte, el sitio conocido como North Drop, un abismo de 30 metros en las afueras de St. Thomas, atrae al pez espada y a los pescadores en grandes cantidades.


Buceo: el exótico mundo submarino de la cuenca del Caribe ha sido elogiado por los buzos y expertos como uno de los mejores sitios para bucear de todo el mundo. La visibilidad es virtualmente ilimitada: las vívidas formaciones de coral, misteriosos restos de naufragios y cautivante vida marina en las islas y cayos caribeños atraen a algunos de los principales buzos del planeta. Raúl Miranda, vecino de Port Lucaya, afirma que la mayor parte de las marinas “tiene la infrastructura ideal para disfrutar de todo, lo que convierte a las Bahamas en uno de los más formidables destinos de buceo de todo el mundo”.

Yatismo: gracias a la brisa que corre el año entero, en el Caribe hay constantemente viajes en velero y en embarcaciones rápidas, actividades que se realizan en clubes de yatismo, compañías de alquiler de barcos y marinas de todos los tipos. Considerada una de las mejores zonas para practicar yatismo , atrae a los navegantes que buscan el lugar perfecto para practicarlo, o el lugar perfecto para lanzarse en una aventura por todas las islas caribeñas.

Para relajarse: las playas de arenas blanquísimas, aguas tranquilas y una vegetación exuberante resultan un marco incomparable para divertirse. Algunas marinas cuentan con resorts de servicios completos, que incluyen excelentes restaurantes y tiendas. Uno de estos sitios es Crown Bay Marina, en St. Thomas, que con el tiempo se ha convertido en el destino más importante para los amantes del mar. “Aquí se puede ver cómo viven los ricos y famosos”, dice Arlene Martell, vocera de la marina. “Es un lugar ideal para ver gente”. De igual modo, el resort de Abaco Beach ofrece alojamiento de categoría para los entusiastas de la navegación. “Contamos con todas las comodidades que tiene una marina de lujo, pero al ser un resort ofrecemos mucho más”, observa John Neophytou, gerente general.

Aparte del entretenimiento, la mayor parte de las marinas tiene una cosa en común que las une: el factor humano.
“Una de las cosas extraordinarias de la navegación es este sentido de comunidad entre los amantes del mar”, dice Steve Tadd, oriundo del sur de la Florida, y que lleva más de 25 años navegando. “No importa dónde uno vaya, siempre la gente lo ayuda a uno y todos comparten sus historias, a veces bebiendo una jarra de cerveza”, dice.
Tadd, que dirige el Programa Discovery, con sede en Chicago, para los principiantes en la navegación, se siente particularmente orgulloso de las aguas y playas de Freeport, en las Bahamas, que visitó con frecuencia en la embarcación de sus padres cuando era un niño. Fue una experiencia inolvidable, dice, que determinó su destino como un amante del mar. Sin embargo, lo que más recuerda es a la gente y su cultura: “era como descubrir y explorar un nuevo mundo”, dice.

“En cualquier marina que uno vaya, vivirá una experiencia que recordará toda la vida”, asiente Price. “Sobre todo si ocurre en el Caribe”.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home